EJEMPLOS DE PROCESOS PRODUCTIVOS

 

(IDEA DE : VICTOR VERGARA, PROFESOR IES GOYA)

 

De la producción en serie a la producción en serie  “que se puede personalizar”.

 

ABB ALSTOM POWER

Un Technoproducto nacido para viajar.

(de la Rica, E. (2000) “Cómo vender productos y servicios en la Era Digital”, 1ª ed. Barna, Gestión 2000.)

ALSTOM plantea el desarrollo de sus productos de una manera innova­dora. Desde su concepción, los trenes y sus componentes se pueden dise­ñar como prototipos modulares adaptables posteriormente a una amplia gama de dimensiones, materiales y Tecnologías para satisfacer las futuras necesidades de los clientes.

 

El crecimiento constante de las economías mundiales ejerce una presión cada vez mayor sobre los núcleos urbanos en su lucha por hacer frente al sistemático aumento de la población. Inevitablemente, este crecimiento conduce a un empeoramiento del tráfico y a un incremento de la conta­minación. Los sistemas de transporte masivo (autobuses, tranvías, metros) son soluciones clave para reducir la polución y aliviar la saturación de la circulación.

 

Las exigencias y prioridades de los pasajeros han cambiado y también los operadores ferroviarios han tenido que adaptarse para satisfacer las nece­sidades de un mercado en rápida evolución. Estos operadores se ven obli­gados a proporcionar soluciones rápidas, de bajo coste y fácil manteni­miento, mientras las expectativas de los pasajeros se centran en una mayor comodidad, confort y fiabilidad.

 

«La solución Optionic Design de ALSTOM se ha desarrollado especial­mente para satisfacer todas estas demandas. Gracias a Optionic Design, los diseñadores e ingenieros industriales pueden ofrecer a los propietarios y a los operadores de las compañías ferroviarias las ventajas de la produc­ción masiva, las economías de escala y la rapidez de comercialización, pero permitiendo al mismo tiempo la personalización de los proyectos ferroviarios individuales tanto desde el punto de vista técnico como esté­tico, para satisfacer las necesidades individuales. Es decir, el mismo tren básico se puede adaptar a las necesidades de una región sin que ello impi­da fabricarlo con rapidez y a un coste bajo en cualquier lugar del mundo.»

 

ALSTOM ha desarrollado este enfoque innovador para el sector ferrovia­rio por dos razones fundamentales. «En primer lugar, ALSTOM está con­vencido de que se trata de un sector con un prometedor futuro ante sí. En segundo lugar, los métodos tradicionales que empleábamos para prestar nuestros servicios en este terreno nos parecían poco prácticos por las res­tricciones inherentes que conllevaban. Al contrario de lo que ocurre en los sectores aeronáutico y automovilístico, el ferroviario no se rige por patrones estándar. A lo largo del último siglo cada región ha desarrollado sus propios anchos de vía, dimensiones de tímeles, alturas y longitudes de andenes, líneas que pueden estar electrificadas o no, voltajes, sistemas de señalización, etc.»

 

Antes del Optionic Design, los métodos de desarrollo de productos se basaban en adaptaciones de otras industrias: los trenes se construían como los automóviles, por plataformas, comenzando desde una base y continuando hacia arriba; o como los aviones, por células, segmento a seg­mento. De esta forma los trenes se tenían que construir individualmente por lo que las soluciones de transporte urbano sólo eran financieramente viables para compañías públicas de gran envergadura, como el Metro de Londres o el de París. Los demás operadores debían esperar a que los tre­nes se diseñasen exclusivamente, se construyesen y por fin se enviasen desde la otra punta del globo: un proceso largo y muy costoso.

 

 

«Desde la introducción de Optionic Design, los propietarios y operadores de compañías de transporte ferroviario pueden beneficiarse de las econo­mías de escala a pesar del alcance limitado de sus pedidos. Los clientes obtienen unas condiciones inigualables, con productos diseñados especí­ficamente para ellos utilizando tecnologías probadas, que se construyen en el lugar de destino con gran rapidez y con el mínimo coste inicial, sin olvidar los reducidos costes de mantenimiento.»

 

No es sorprendente que este nuevo enfoque, revolucionario en el sector ferroviario, haya logrado un éxito inmediato. «Optionic Design, el funda­mento de las cinco gamas de material rodante de ALSTOM, así como de componentes como bogies  y sistemas de tracción, ha permitido a ALSTOM conseguir nuevos contratos en nuevos países y, lo que es más, de manera rentable desde el comienzo, algo impensable en este sector hace unos años. Entre los numerosos ejemplos recientes se encuentran XTRAPOLIS en Australia, CITADIS en Dublín y METROPOLIS en Buenos Aires.»

 

El concepto Optionic Design, desarrollado por ALSTOM teniendo pre­sentes los intereses del sector, continuará proporcionando soluciones modulares en el próximo milenio.

 

Las cinco propuestas de material rodante de ALSTOM:

 

 

METROPOLIS es un ejemplo práctico del concepto Optionic Design: «Los trenes de Buenos Aires se van a construir en acero inoxidable; en Shanghai serán de aluminio ligero»,

En Shanghai, las autoridades eligieron los coches METROPOLIS para su nueva línea 3, que va a enlazar el norte de la ciudad con el sudeste. Se están construyendo unos 28 trenes METROPOLIS de seis coches con una capacidad para 356 pasajeros sentados, equipados con sistemas de pro­pulsión ONIX 1500 (entre otros componentes Optionic Design) .

Por otra parte, en Singapur se ha diseñado METROPOLIS de una forma muy distinta, partiendo de los mismos componentes estándar. En este caso, los 25 trenes eléctricos de seis coches estarán totalmente automati­zados. Estos vehículos sin conductor, diseñados especialmente para el entorno tropical, operarán en una nueva línea subterránea de 20 Km a una velocidad de 90 km/h. También se están construyendo coches METROPOLIS de distinta composición para Varsovia, en Polonia.

Optionic Design (...) «Se adapta a los estándares existentes ya los componentes de trenes de eficacia probada (incluso pueden utilizar la simulación digital) , lo que reduce los riesgos inherentes a la creación de productos totalmen­te nuevos; permite la integración de todos los parámetros de una gama determinada, como dimensiones de los trenes y configuraciones de los coches, lo que permite utilizar herramientas comunes favoreciendo la fabricación local; se reducen los costes en aproximadamente un 30% en mano de obra, materiales y gastos generales del proyecto; esto se debe en parte a que ahora casi no es necesario realizar trabajos específicos de inge­niería para cada pedido; se minimizan los plazos transcurridos desde la realización del pedido hasta la puesta en servicio».

 

 

De la producción por proyectos a la producción “por persona”. Levi’s Strauss.

 

(de la Rica, E. (2000) “Cómo vender productos y servicios en la Era Digital”, 1ª ed. Barna, Gestión 2000.)

 

(En el pasado) la Tecnología no era capaz de dar soluciones individua­lizadas para cada persona. Pero hoy sí es posible personalizar. Hoy la Tecnología nos permite (...)ser capaces de crear productos y servicios que se amolden a per­sonas y no a clientes tipo. Como hace Sanjay Choudhuri, que es el Director de Personalización Masiva de Levi Strauss & Co. ¿Que cuál es su función? Utilizando una mezcla de Tecnologías digitales, Levi's quiere implicar a sus clientes en la creación de sus propios vaqueros y en el futuro de la empresa. No se trata de una proposición de ajuste de tallas (de la que casi todos los fabricantes de prendas textiles hablan) sino de la cons­trucción de mecanismos de contacto directos con el cliente que permitan formalizar una relación. No se trata de utilizar Internet para vender un par de vaqueros. El programa «Original Spin» persigue crear un par y único de vaqueros, enviando la información personalizada a la fábrica de Tennessee utilizando una red informática. Levi 's no vende vaqueros: el cliente diseña sus pantalones. Los quioscos «Original Spin» se ubican en los establecimientos autorizados Levi's o a través de Internet. El usuario selecciona entre tres modelos: Relaxed, Classic o Low Cut. Luego, entre cinco tipos diferentes de hechura y entre dos tipos de bragueta: crema­llera o botones. Puede encargarlos tan ajustados o tan holgados como desee. Queda por determinar la talla y seleccionar entre una variedad de colores, incluido el famoso vaquero lavado a la piedra. Por 55 dólares, los vaqueros personalizados llegan al propio hogar del cliente o al establecimiento Levi’s seleccionado en un plazo de 10 a 15 días.